HOSPEDERÍA PALACIO DE LOS GUZMANES

nuestra historia

HISTORIA VIVIENTE

Sumérgete en el ambiente
del pasado

Como se puede apreciar por sus vestigios, conserva muros y arcos de la primitiva construcción, alcanzando dichas estructuras los niveles situados por debajo de la Cuesta de Belén. En su día, estos arcos se comunicaban entre sí hasta llegar a las Covachas, o tiendas de las “Sierpes”. Sabemos por la documentación conservada en el Archivo General de la Fundación Casa Medina Sidonia, que esta parte del edificio se convirtió a lo largo de los siglos XVII y XVIII en las oficinas de la Secretaría de la Administración ducal, hasta llegar a la Guerra de la Independencia, momento en que las tropas francesas se instalaron en sus aposentos, modificando considerablemente los espacios, que quedaron para uso de hospital y caballerizas. Tras su partida dejaron el edificio casi arruinado, no corriendo mejor suerte el resto de las dependencias palaciegas.

Enrique de Guzmán, II Conde de Niebla, compró en 1424 las “casas e sobrados e corrales” en la «Postigo de la Mar» hoy Hospedería Palacio de los Guzmanes, que se encuentra situada en el barrio alto de la ciudad de Sanlúcar de Barrameda, junto a la iglesia mayor de Nuestra Señora de la O, en pleno centro del casco histórico, formando parte del Palacio de los Guzmán, ubicado dentro del perímetro del antiguo alcázar árabe de finales del siglo XI,  rodeado en su mayor parte por los jardines del palacio.

El conjunto, de los siglos XII y XIII, tuvo su entrada principal en la actual Cuesta de Belén, siendo residencia esporádica de los primeros señores de Sanlúcar, hasta su instalación definitiva en 1524, fecha en que comenzarían las labores de embellecimiento y transformación del Palacio sanluqueño para convertirlo en “centro neurálgico” del señorío jurisdiccional.

 

En estas condiciones llegó al siglo XX, sirviendo tras la Guerra Civil Española de residencia a varias familias sanluqueñas, que se instalarían en las zonas situadas en el perímetro de la actual Hospedería y Cafetería, cerrando galerías y huecos, realizándose estas obras nuevas con mampostería muy irregular, que hubo de ser eliminada durante las sucesivas fases de restauración al que fue sometido todo este conjunto.

El edificio fue restaurado en el año 2000, donde se ha intentado recuperar la mayor parte de la construcción primitiva, ofreciendo la posibilidad a los clientes que nos visitan disfrutar de unos espacios asentados sobre mil años de antigüedad, y revivir aquella época en uno de los pueblos con más encanto de toda Andalucía, frente al parque Nacional de Doñana.

 

DISFRUTAR DE LA VEGETACIÓN

JARDINES

Los jardines que rodean el Palacio fueron creados en el siglo XVI, transformando la “barranca”, hasta convertirla en un entramado exótico de terrazas y paseos ajardinados, que hoy conocemos bajo el nombre de Bosque de Acantos, y que en la actualidad sirve de lugar de remanso y de paz, donde nuestros huéspedes pueden disfrutar del silencio y del suave cantar de los pájaros.

En el siglo XIX se concluyen los jardines de la parte alta de la Casa. Los visitantes podrán disfrutar, no solo de estos espacios, sino también de sus maravillosas vistas desde sus terrazas, pudiendo contemplar las panorámicas más bellas de toda la ciudad y de la desembocadura del río Guadalquivir, así como del Parque Nacional de Doñana.

De esta manera, podrá apreciar no sólo la belleza artística que impregna esta Casa, sino la belleza natural que, sin lugar a dudas, también adquiere un gran protagonismo, formando igualmente parte importante de nuestro patrimonio.

Usted tiene la posibilidad hoy de revivir aquel ambiente y disfrutar de un tranquilo paseo por los jardines y Bosque de Acantos; disfrutar de una oferta cultural inigualable, que abarca desde visitas guiadas al Palacio de los Guzmán, donde podrá admirar las  colecciones artísticas reunidas por la XXI duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, hasta la asistencia a conferencias sobre historia, literatura, política… todo ello a cargo de un elenco de expertos historiadores y escritores de gran prestigio.

Tomarse el tiempo necesario para reflexionar.

CAFETERÍA

Situada en lo que fue el antiguo alcázar hispano-musulmán, entre sus vestigios quedó inscrito el pasado de Sanlúcar, del que dan testimonio los magníficos arcos de herradura que todavía se conservan, y que nuestros clientes pueden contemplar mientras degustan una taza de café y prueban nuestra exquisita repostería, confeccionada con los mejores ingredientes del mercado, y hecha con el esmero de antaño. 

VIVIR UN TROZO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIA DE SANlúcar

La ciudad, capital de los Estados de los Pérez de Guzmán, adquirió una gran importancia durante el periodo de exploración y colonización de América durante los siglos XV y XVII, a través del comercio con el Nuevo Mundo, convirtiendo al puerto de Sanlúcar en uno de los más importantes del reino. Desde este punto partieron Colón y Magallanes para iniciar sus viajes de exploración.

La caída en desgracia de la Casa de Medina Sidonia en 1641, las epidemias, el traslado de la Casa de Contratación a Cádiz en 1711 y la decadencia general de España bajo el reinado Carlos II, propiciaron que el tráfico comercial disminuyera considerablemente, perdiendo la ciudad gran parte de su valor estratégico.

Según la tradición, el origen de la villa se encuentra en la construcción de un pequeño templo fenicio, dedicado a la diosa Astarté, cuyos restos se sitúan dentro del entorno del Parque Nacional de Doñana, en el paraje conocido como La Algaida.

En 1297, a través del privilegio rodado que se conserva en el Archivo General de la Fundación Casa Medina Sidonia, el rey Sancho IV concede a don Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, el señorío de Sanlúcar, junto con su castillo, sus puertos, sus términos, pobladores y “pertenencias”, por sus servicios prestados durante la defensa de Tarifa, merced que ejecuta el rey don Fernando IV, tras la muerte de su padre.

Desde el punto de vista turístico, Sanlúcar ofrece al visitante una gran variedad de actividades, desde las visitas guiadas a las bodegas, palacios e iglesias a paseos turístico en barco por el Guadalquivir. Dentro de todo este abanico de posibilidades, destacamos la Fundación Casa de Medina Sidonia, sede del palacio de los Guzmán, en cuyo interior se conserva una apreciable pinacoteca del barroco español, de autores como Juan de Roelas y Pacheco, así como el Archivo General de la Casa de Medina Sidonia, considerado el más importante de Europa.

Sanlúcar con sus numerosos bares, restaurantes y chiringuitos, conforman una oferta gastronómica muy apreciada por los visitantes, al estar basada principalmente en productos locales y típicos de la tierra. Las bodegas centenarias para los amantes de la manzanilla y la gastronomía, son uno de sus principales atractivos, destacando como productos estrella: los langostinos, las gambas, las tortillitas de camarones, el “pescaito frito”, los guisos marineros y la manzanilla.

CONTACTO

Para información adicional, por favor contacte con nosotros en:

Dirección: Plaza Conde de Niebla s/n.
Sanlúcar de Barrameda.Cádiz. CP.: 11540. España.

Teléfono: (0034) 956360161

Correo electrónico: hospederia@fcmedinasidonia.com

7 + 7 =